Y por fin llegó el día, un día donde en una misma sala nos juntamos 50 colegios de Madrid con un proyecto tecnológico debajo del brazo, cargado de ideas, trabajo, tiempo y dedicación.
El objetivo que teníamos era mejorar un entorno por medio de la Tecnología y con esa premisa que nos dio la Fundación Endesa y BQ nos pusimos a trabajar con un objetivo claro, llegar al día 20 de Junio no solo con el mejor proyecto posible si no también con la idea de trabajar con los alumnos de una manera diferente. Llevando la Tecnología a las aulas, adaptándola a las asignaturas y usándola en un proyecto real.

A veces hay entornos que se mejoran con cosas muy básicas, y eso es lo que pensaron nuestros alumnos cuando nos sentamos en una mesa únicamente con un lápiz y un hoja de papel. La energía es algo fundamental en sitios donde cosas tan cotidianas como encender una bombilla puede resultar prácticamente imposible.

Desde el Colegio Europeo de Madrid  nuestra idea no era solo llevar allí la energía, si no “llevarla para quedarse”. Y de este punto es donde nace nuestro proyecto, La tecnología puede ser tan compleja como nosotros queramos hacerla y debido a esto, parece que solo es “propiedad” de los países desarrollados, pero nosotros no quisimos verlo de esta manera, la tecnología puede estar en cualquier sitio y bien enseñada y aplicada puede ser usada por cualquiera.

Llevamos tecnología y conocimiento

Nuestra unión desde hace unos años con la Fundación Carpio Perez nos ha hecho tener muy presente valores de solidaridad y ayuda con los que más lo necesitan, por este motivo el Proyecto ION ya tenia un lugar en el mapa cuando se plasmó en un papel.

Proyecto ION nace con un molino, un molino que generará energía Eólica para llevarla a un lugar cerca de Arusha, Tanzania. A una comunidad Masai donde no solo necesitan energía, si no también saber generarla. Leyendo estas dos ultimas lineas se puede pensar que ION no tiene nada de innovación e incluso poca parte de creación, ya que si miramos  en diferentes direcciones ya hay molinos de viento que generan energía eólica. Entonces es donde nace aquí nuestra idea educativa, poder crear molinos con impresoras 3D a partir de un molino principal. Si ya les llevamos la electricidad, ¿porque nos les damos la posibilidad de que ellos mismo puedan crear sus propios molinos allí, gracias a la impresión 3D?.

Con el proyecto ION hemos creado un molino con piezas 3D totalmente nuestras, diseñadas de forma original por nuestros alumnos, de esta manera estas piezas pueden ser imprimibles en cualquier impresora 3D, pero no solo nos queríamos quedar aquí, hemos creado una App que de forma inalámbrica pueda gestionar la cabeza del molino para moverla en 180 grados desde un dispositivo. De una forma manual podremos orientar nuestro molino para buscar su mejor corriente de aire.

Nuestra energía nace gracias al trabajo de nuestros alumnos de Física donde su premisa en este proyecto era poder generar luz con la única ayuda del viento. Es bonito ver como un profesor de Física te explica las propiedades de campo magnético focalizándolo en un molino que tu mismo estas haciendo en el aula de la planta de abajo.

ION nos ha dado la posibilidad de anidar asignaturas que pensábamos que nunca podían compartir un aula, pero los proyectos son “así”, solo hay que buscar sus puntos en común y desarrollarlos con los alumnos. ION es un proyecto Tecnológico pero tiene que estar representado de alguna manera y nuestro pequeño poblado de Tanzania tenia que viajar al concurso de Endesa, por lo tanto que mejor que pedir ayuda a los alumnos de Arte, ellos fueron capaces de prepararnos una maqueta que represento perfectamente nuestra idea.

No quiero terminar la descripción de ION sin mencionar el gran trabajo que hicieron alumnos de Bachillerato, no solo con la programación del movimiento del molino, si no también con la capacidad de convertir nuestro ION en IOT, un molino que no es  solo capaz de recibir información para moverse, si no enviar información a Internet para poder monitorizar sus Revoluciones y energía generada en tiempo real.

 

 

Gracias a todo esto el Proyecto ION ganó el concurso Retote_tech, pero para nosotros y me imagino que para todo el resto de colegios, nuestros proyectos ya tenian su premio solo por estar allí y haber realizado ese gran trabajo durante todos estos meses. ION nos ha dado la posibilidad de trabajar de manera diferente, creando un vinculo entre asignaturas, contenidos, esfuerzos y alumnos que es difícil de conseguir si no hacemos iniciativas como estas en las aulas.

Gracias a todos y nos vemos con ION 2.0

Equipo ION