En este articulo me gustaría explicar una actividad que hago con mis alumnos cuando terminamos un proyecto, es una actividad diferente y que se separa un poco de la programación, diseño y del trabajo cooperativo. Sirve para explicar muy brevemente el proyecto que ellos mismos acaban de terminar, pero de una manera un poco “especial”.

No olvidemos que actualmente es tan importante desarrollar una buena idea y un buen proyecto como saber explicar de una manera convincente ambas cosas.

Para esto vamos a realizar un ejercicio conocido como “Elavetar Pitch”

¿Qué es un Elevator Pitch?

Supón que tienes un gran proyecto en el que estas trabajando y te encuentras en un ascensor con una persona que podría estar interesada en tu proyecto (un inversor, un posible proveedor, el gerente de una gran empresa …). En el tiempo que dura el viaje (alrededor de 1 minuto) debes presentarte y decirle a qué te dedicas y cual es la idea de tu proyecto, dejándolo con ganas de entrevistarse contigo en otro momento.

Este pequeño discurso tiene que sonar espontáneo, pero es muy útil tenerlo bien preparado de antemano y se conoce con la expresión inglesa “elevator pitch”. Nunca sabes a quién te puedes encontrar en un ascensor o cuándo se te presentará la oportunidad de que alguien te dedique un minuto de su tiempo.

Un ejemplo muy claro que yo uso en mi clase es este vídeo: Elevator pitch. Tienes 20 segundos – eduCaixa

¿Como planteamos la tarea?

Debes preparar tu elevator pitch y entregar un documento con este pequeño discurso de entre 100 y 300 palabras. No más. Además, deberás grabarte comunicando este mensaje y entregar un archivo de vídeo (mp4 con la grabación). Se trata de que tengas interiorizado el discurso y puedas transmitirlo de forma natural, en un contexto adecuado. Que el pequeño número de palabras no te engañe: ello supone un esfuerzo de síntesis muy grande y recuerda que el objetivo es que la persona que tienes delante quiera saber más.

Objetivo

Exponer de forma oral, en contextos reales o simulados, informaciones de distinta naturaleza, aplicando los conocimientos de oratoria, retórica, lenguaje corporal y otros recursos expresivos para defender sus ideas de manera eficiente y lógica.

Analizar la competencia comunicativa de distintos textos orales y escritos, detectando en su caso fortalezas y debilidades, formulando propuestas de mejora y corrección.

Identificar distintos recursos oratorios y retóricos en discursos o textos escritos ajenos, y analizar la eficacia comunicativa en su gestión, proponiendo en su caso algunas sugerencias de mejora.

Identificar y emplear adecuadamente en las producciones (desde el uso de la oralidad a la redacción de trabajos, comunicados y documentos de otra naturaleza) distintos recursos y estrategias hábiles para el apoyo a la comunicación oral y escrita.

Rúbrica de la Actividad

Adecuación de la propuesta al caso planteado: (1 punto)

Calidad de la contribución: (3 puntos). La contribución cumple punto por punto con los criterios definitorios de un elevator pitch. Se aporta la información necesaria de forma inteligente, directa y profesional. Tras escuchar el mensaje, el receptor tiene ganas de continuar la conversación y saber más sobre esta persona.

Originalidad: (2 puntos) El elevator pitch no sigue meramente la descripción planteada en el enunciado, sino que consiste en una interpretación original y propia por parte del alumno.

Organización: (1 punto) La contribución está bien estructurada. Las ideas están ordenadas y relacionadas. El argumento es fácil de seguir.

Presentación: (3 puntos) La interpretación es profesional: relajada, firme y consistente. El alumno hace un uso adecuado de los recursos de la comunicación no verbal.

Aquí os dejo todos los puntos necesarios para que podáis realizar esta actividad que seguro os resultará muy útil en vuestra metodología de clase. Recordar que tan importante es HACER como EXPONER!